Bienvenidos a Cúcuta
Frontera Comercial y Futuro industrial de Colombia


HISTORIA DEL BALONCESTO DEL NORTE DE SANTANDER
Tomado de los libros:
 Antología del Baloncesto 1930 Norte de Santander 1955 Luis Fernando Carrillo
Historia del Deporte del Norte de Santander de Don Alfredo Díaz Calderón
 

 

Al pensar en los comienzos de basketball en Cúcuta, hay que mirar necesariamente hacia la comunidad de los hermanos cristianos, que ubicados desde su llegada en la Quinta Teresa, calles 15 y 16 de la avenida 4a, promovieron toda clase de actividades culturales entre ellas el basketball que entró por la puerta de esa casa llena de recuerdos llevado de la mano del hermano Arturo Monier, quien un día desembarcó de Francia trayendo entre su bagaje educativo una pelota de basketball, y en su cabeza las rudimentarias reglas de un deporte que pronto echaría buena simiente en una ciudad que como Cúcuta lo hizo su bandera, su insignia en las competiciones.

Para ese entonces en los primeros días de la década del 30 Cúcuta era un pueblo muy sano, el deporte hacía sus primeros pinos. El fútbol era el mas mas popular como lo recuerdan las fotografías de la época en la Plazoleta Los Libertadores que hoy es el Parque Nacional, pero el basket prendió rápidamente.
No importaba que tuviera que jugarse sobre cancha de tierra, las de ladrillo, las de cemento y las modernas de madera vendrían después, en tableros rústicos prendidos algunas veces sobre una mata de coco.
Las incomodidades eran lo de menos para un pueblo que desde el primer momento como premonición de su destino atizaría la fogata de su deporte, su bandera en el futuro.

Los humildes y los encopetados, los hombres y las mujeres, los niños y los viejos, todos, llevaban en sus sueños las canastas de los buenos de la época.
Como olvidar aquellos tiempos que desvaneció la vida a Toto Hernández cortarse sobre el aro rival, y dar la canasta ganadora a su equipo?
Como olvidar a María Helena Cuberos, otrora "La dueña de la pelota".
Eran los días de los clásicos entre los grandes equipos de esos entonces: Adenor, Essolube, Provincial, La Salle, semilleros ,antesalas de los victoriosos días conocidos con Carlos y Alfredo Díaz, Roque Peñaloza, David Morantes, Antonio Soler y muchos otros que hicieron de los colores rojo y negro un canto de batalla al son de la destreza, la habilidad y la precisión en el enceste.
Pasaron los días del equipo Kist con Heleno Bautista, Barrosos, Hugo "bombero" Guerrero, Chema Méndez, después gran jugador de fútbol.

Ya casi el tiempo se encarga se hacer olvidar los nombres de Toto Hernández, de Álvaro Gil, de Antonio José Ochoa y otros que en las canchas antañonas del colegio Sagrado Corazón vibraron en el triunfo con la alegría juvenil.
Ahora la nueva generación tiene la responsabilidad de hacer mas poderoso el basquetbol nortesantandereano que un día nació en casa de la ilustre dama doña Teresa  Briceño de Andressen, traído este deporte de mano de el "hermano Arturo Monier", como se decía, quizá sin imaginarse las jornadas de este deporte, han ocupado un lugar preferencial entre los que ayer y hoy, han echo vibrar de emoción a esa fanaticada leal, masiva y conocedora  que ha vivido la alegría de un deporte que es suyo, parte de su propia vida, de sus vivencias y de sus sueños.

EL BALONCESTO EN EL NORTE DE SANTANDER



Campeonato Nacional 1936. Cúcuta.
Antes del partido final aparece de pie los integrantes del Ispania de Bogotá y agachados lo jugadores de La Salle de Cúcuta. Los dos mejores jugadores de Ispania fueron Berrío # 6 y Palillo Torres # 9.
 Los cucuteños son de izquierda a derecha: Morales, Soto, San Juan, Arenas, Toto Hernández, Santiago Hernández, Castellanos y Andrade.
La Salle de Cúcuta fue El Campeón - Ispania de en Bogotá Sub-campeón.


Este deporte que en los Estados Unidos se había impuesto en forma extraordinaria y que como de todos es sabido fue creado por el doctor James Naismith.
Se jugó por primera vez en Cúcuta y Pamplona en forma casi simultánea en los Colegios Provincial de la ciudad de Pamplona y en el colegio Sagrado Corazón de Cúcuta. Estos dos colegios estaban dirigidos por los hermanos cristianos y la práctica del baloncesto ya en este departamento se inició por feliz iniciativa del hermano Arturo Monier. Esto sucedió en los primeros meses del año 1931.

Los primeros jugadores que se destacaron en nuestro medio, a nivel local fueron: Alfonso Soto Ramírez, Lucio Andrade, Elías Fuentes París, y el primer árbitro que actuó oficialmente fue Eugenio Sandoval Guerrero. También en Pamplona comenzaba a actuar en esto del arbitraje, el profesor de educación física Antonio Carreño.

Los primeros narradores o locutores que llevaron las incidencias de este nuevo deporte a los aficionados de Cúcuta fueron: Alejandro Sánchez Cuadros y Luís María Díaz Mateus. Esto precisamente con motivo de que en 1937, se celebró en Cúcuta el Primer Campeonato Nacional de Baloncesto.

Participaron en este torneo los equipos Hispania de Bogotá, un equipo representativo del departamento de Boyacá, un equipo de la ciudad de Bucaramanga y un equipo que representó al Norte de Santander, conformado por estudiantes de los colegios La Salle de Cúcuta y Provincial de Pamplona, El torneo se jugó en la cancha central del Sagrado Corazón, cancha cuyo piso era de tierra, aros con soportes metálicos, ya un poco volados aproximadamente de 1, 20 mts  sobre la línea final de la cancha y la cabina de transmisión estaba situada en una plataforma colocada sobre un gigantesco árbol que había al lado de la cancha. Para subir allí era menester  una escalera, una vez que subían Sánches Cuadros y Luís María Díaz Mateus la escalera era quitada para que nadie más se presentaran a molestar la transmisión del campeonato.

En 1940
se produce un echo importante para el Norte de Santander, por primera vez un basketbolista oriundo de este departamento integra la selección Colombia; es Toto Fuentes y el se convierte en el mejor jugador colombiano en una gira que realiza la selección Colombia por el vecino país del Ecuador, en esa gira también asiste por Colombia una selección femenina, y las mejores jugadoras de esta selección femenina son Nicolasa Manotas, Rosita Cubillos, y esa selección femenina gana todos sus partidos en tierras ecuatorianas, mientras la selección masculina colombiana pierde 5 partidos de 7. Ya en ese momento en el Ecuador figura con luz propia un jugador que con el correr de los años sería uno de los mas grandes basketbolistas suramericanos, se llamaba Pablo Sandifor.

En 1944
Colombia participa por primera vez en un campeonato Suramericano celebrado en Guayaquil, Ecuador.

Toto Fuentes que estaba haciendo su sexto año de bachillerato en el colegio Sagrado Corazón  de Cúcuta, es llamado por la Federación Colombiana de Baloncesto e integra ese equipo de Colombia en ese torneo suramericano.

El Toto Fuentes es una vez mas en ese torneo el mejor jugador de Colombia y también sobresalen 2 antioqueños, Saul Peláez y Oscar Uribe Arcila.

A partir de ese momento ya el baloncesto del Norte de Santander está estructurado, se empieza a estructurar El Colegio de Árbitros, los campeonatos se suceden sin interrupción, son en ese momento entre los primeros en tratar de organizar El Colegio de Árbitros personas como e”l Mono” Abdenago Moros, Alfonso Sandoval Burgos y otros cuyos nombres se nos escapan en este momento. También en ese momento los equipos masculinos más fuertes que hay en el Norte de Santander son: el equipo de La Salle del Colegio Sagrado Corazón y el equipo Provincial de Pamplona, ya en el Provincial de Pamplona hay jugadores de la talla de el “Mono” Balbuena, de Francisco Paco Aranguren El "Sute" Serrano, de Hernando Laguado.

En Cúcuta ya Toto Fuentes no estaba pero quedan jugadores extraordinarios como Luis Ayala, Bartolomé Caldentey y como él mismo Moisés Barroso, Francisco Contreras y estos al salir bachilleres dan paso a nuevas figuras como Eduardo Jácome, Samuel Castañeda, Carlos Celis Carrillo, Carlos Rangel.

Posteriormente llegó en 1947 un equipo que con el correr de los tiempos va a dejar la escuela de velocidad y el juego vivás y de buena fundamentación que es la escuela que hasta hoy en día ha distinguido el baloncesto Nortesantandereano.

Es este equipo el que prácticamente crea este estilo del baloncesto y está integrado por Antonio Soler Duarte, Carlos Olinto Merchán, Alfredo Díaz, Carlos Días, Alfredo Garbiras, Erasmo Hernández y posteriormente al ingresar estos jugadores en la selección del Norte de Santander encuentran compañeros que se amoldan a ese estilo de juego como Álvaro Ramírez Lares, como Hugo Guerrero, como Samuel Castañeda y a partir de 1948 y 1949, en la ciudad de Barranquilla y posteriormente en los Juegos Atléticos de Santa Marta este equipo ya juega  de igual a igual con los equipos más cotizados de Colombia como son Antioquia, Cundinamarca y Valle.
 

En 1950
 precisamente que en la época en que se inicia el torneo de baloncesto dentro de Los Juegos Atléticos de Santa Marta este equipo se corona Subcampeón detrás de Cundinamarca, que es el Campeón y por encima de Antioquia que hasta ese momento era el equipo mejor conformado de Colombia y que termina precisamente en el tercer lugar en ese torneo.

En ese equipo de Antioquia fueron figuras Oscar Uribe Arcila, Saúl Peláez, Jorge Giraldo, Héctor Vieiraella y John Jairo Rodríguez y repito el equipo de Norte de Santander está integrado en ese momento por Alfredo Díaz, Carlos Días Álvaro Ramírez, Samuel Castañeda, Erasmo Hernández, Hugo Guerrero, Carlos Arenas, Alfredo Elías, Carlos Olinto Merchán, Francisco Contreras, Enrique Olivares y es precisamente dirigido por Moisés Barroso.


En primer plano agachados de izquierda a derecha: Samuel Castañeda, Helí Luna y Hugo Guerrero.
De pié: Álvaro Silva, Antonio Soler, Alfredo Díaz, Carlos Díaz, Álvaro Ramírez y Enrique Olivares


En 1951
 
Se juegan los primeros juegos panamericanos en la ciudad de Buenos Aires y allí Norte de Santander aportado jugadores a la selección de Colombia, son ellos, Alfredo y Carlos Díaz también fue llamado a integrar esa selección el jugador Samuel Castañeda pero motivos de índole personal no le permitieron asistir a ese Campeonato Panamericano.

Equipo Cúcuta  Campeón Departamental 1951.
De izquierda a derecha: Árbitro Alfonso Sandoval Burgos, Justiniano Bustamante, Chicho Ramírez, Francisco Contreras, Eustorgio Colmenares Baptista, Mario Canal, Álvaro Ramírez, Carlos Arenas, Samuel Castañeda y el árbitro Abdenago Moros


En 1953
ya hay árbitros del Norte de Santander que a nivel nacional tienen prestancia y algunos de ellos ya empieza a pintar torneo fuera del país, entre esos hábitos se destaca Carlos Bustamante Álvarez, Carlos Alberto Hernández, Otro Hernández es la barra y hacen algo Moros que en ese momento ya quiere su carnet Fiba; aparte de ellos aparece abrir los que dan al Colegio Nortesantandereano de Árbitros de Baloncesto una organización acorde con el nivel que tiene nuestro baloncesto en ese momento, esos otros árbitros son: Virgilio Núñez, José María Barbosa, Martín Contreras, Juan José Clavijo y otros que en este momento escapan de nuestra memoria.


9 AL 20 DE DICIEMBRE DE 1954: PRIMER CAMPEONATO
NACIONAL JUVENIL MASCULINO DE BASKET, EN CÚCUTA

Participaron: Atlántico, Bolívar, Boyacá Cundinamarca, Huila, Norte de Santander, Santander, Tolima y Valle.

     Se jugó por el sistema todos contra todos a una sola vuelta y Norte se coronó campeón invicto, bajo la dirección de Raymond Kan, con esta nómina: Roque Peñaloza, Hernán “Pipo” Gómez, Gustavo Martínez, Juan de Dios Joves, Alfonso Rodríguez, Carlos Castillo, Ciro Medina, Luis Colmenares, Juan Vargas y Tulio César Vargas.

     El equipo rojinegro demostró en la cancha todos los progresos y logros conseguidos en ese año, desde la contratación del profesor  Raymond Kan. Norte de Santander fue, durante este campeonato, el equipo más técnico, el más veloz, el más preciso en el arco, excelente en los rebotes, y con gran capacidad ofensiva y defensiva.

     Roque Peñaloza fue declarado mejor jugador del campeonato”; “Pipo” Gómez, mejor pívot; Gustavo Martínez, mejor alero; Juan de Dios Joves, mejor lanzador a distancia. Por la gran cantidad de tiros largos que convirtió en el torneo, se le llamó “‘Mano de Gancho’ Joves”, y así se quedó para siempre.

     A pesar de tratarse de un torneo juvenil, la Liga, presidida por Eustorgio Colmenares, le dio carácter excepcional, por ser el primer campeonato con limitación de edad que se realizaba en nuestro país.

     Eladio Moreno, juez FIBA, de Puerto Rico, y los mejores árbitros de Colombia, liderados por Humberto Figueredo, Carlos Coronado, Alirio Gálvez, y el cucuteño Abdénago Moros, dirigieron acertadamente todos los partidos del torneo.

     Varios jugadores fueron excluidos de sus equipos antes de la ceremonia de inauguración, por problemas de documentación. Pero el escándalo estalló el día 15 de diciembre, cuando ya se habían jugado 6 fechas y llegó un comunicado desde Tunja denunciando, con pruebas irrefutables, que cinco de los jugadores boyancenses estaban pasados de edad.

     El equipo de Boyacá fue expulsado del torneo, y posteriormente el tribunal disciplinario de “Adebasket” sancionó ejemplarmente a los cinco muchachos y al delegado del equipo, señor Luis Murcia.

     El campeonato fue un éxito completo, en lo técnico, en lo económico y en lo social. El coliseo se llenó en todos los partidos, y la afición creció como espuma.

     La fiesta de clausura se efectuó en el Club de Cazadores, en medio de gran alegría y cordialidad. Lo triste fue que el profesor Raymond Kan sufrió, el 26 de diciembre, un ataque gravísimo de hepatitis y la gravedad de su enfermedad lo obligó a rescindir su contrato. Kan permaneció en Cúcuta hasta el mes de enero de 1955, cuando viajó a Medellín, y en los primeros días de febrero regresó a su país.

Este ciclo de baloncesto nortesantandereano que podríamos llamar la primera parte de nuestro baloncesto se cierra precisamente con la realización en Cúcuta en el año de 1955 del XV Campeonato Suramericano de Baloncesto.

En ese torneo que se juega en dos categorías mayores y juveniles, el equipo de Colombia tiene en la categoría de mayores a la cuatro jugadores Norte Santandernos son ellos: Alfredo Díaz, Carlos Días, David morantes y Antonio Soler, en el equipo juvenil hay mayoría de jugadores nortesantandereanos, son ellos: Roque Peñaloza, Gustavo Martínez, Pipo Gómez, Pelícano Rodríguez y Mano de gancho Joves.

Vamos a aclarar que en estos jugadores nos toca dar el sobrenombre por cuanto son personas que en ese momento eran más conocidas por su apodo que por su propio nombre. En todo caso esto da la pauta para que ya en este momento el baloncesto del Norte de Santander sea el más fuerte de Colombia por cuanto es el que mas aporta jugadores a las elecciones nacionales y aparte de esto en ese momento recibe el título de Subcampeón Nacional en el mayores y campeones de la categoría juvenil y precisamente con base de estos dos títulos subcampeonato de mayores y campeonato juvenil es que la Federación Colombiana se basa para escoger el mayor número de jugadores para representar a Colombia en ese XV Campeonato Suramericano de Baloncesto celebrado en la ciudad de Cúcuta en el año de 1955

"En todo caso que a para registrar este hecho que es importante agregar a la historia del Basquetbol nortesantandereano en esa primera etapa de 1931 a 1955.
 

PRIMER CAMPEONATO SURAMERICANO JUVENIL 1955

Cúcuta fue la primera sede de un torneo deportivo de esa jerarquía en Colombia con la concurrencia de todos los países del área tanto a nivel de mayores como juvenil. Y fue un evento con mucha significación en la vida regional.
 

Se jugó del 11 al 25 de agosto en el Coliseo Gustavo Rojas Pinilla, de Cúcuta. Nueve equipos en categoría Mayores ocuparon estas posiciones finales: campeones Uruguay y Paraguay; 3°, Brasil; 4°, Argentina; 5°, Chile; 6°, Perú; 7°, Colombia; 8°, Ecuador; y 9°, Venezuela.

     En la categoría Juvenil, las posiciones fueron: 1°, Argentina; 2°, Brasil; 3°, Uruguay; 4°, Chile; 5°, Perú; 6°, Venezuela; 7°, Colombia; 8°, Ecuador; y 9°, Bolivia.

     En total 7 cucuteños vistieron el uniforme de Colombia en este certamen continental: Carlos Díaz, Antonio Soler y Alfredo Díaz, en la selección de Mayores; y Roque Peñaloza, Hernán Gómez, Juan de Dios Joves y Gustavo Martínez, en la selección Juvenil. El entrenador y director técnico de Colombia fue el norteamericano Charles Davis.

     Para Colombia este evento es histórico, porque por primera vez nuestro país fue sede de un torneo suramericano. Y doblemente histórico para Cúcuta, porque es la única ciudad suramericana que fue sede de dos torneos simultáneos de baloncesto masculino.

     Cúcuta cogió fama en Sudamérica, y desde ese momento la llamaron: CAPITAL BASKETERA DE COLOMBIA.

     Durante este XVI Campeonato Suramericano, de Cúcuta, fueron concedidos los primeros carnets FIBA a cuatro árbitros colombianos. Ellos fueron: Humberto Figueredo y Alirio Gálvez, de la liga del Valle; Alberto Gómez Moreno, de Bogotá, en ese momento presidente de la “Adebasket”; y el cucuteño Abdénago Moros, árbitro oficial de la Liga de Basket de Norte de Santander, que fungió como Director Arbitral y de Mesa Técnica durante el XVI Campeonato Suramericano de Basket.

Para los cucuteños de hoy, tal vez se ha desdibujado un tanto la imagen que el sudamericano de básquetbol que se efectuó aquí en 1955 tuvo no sólo en el país sino fuera de él. Hay que tener en cuenta que en aquel año Colombia no había sido sede de ningún torneo de esta significación. Apenas en Bogotá se había efectuado uno juegos Bolivarianos y nada más. Cúcuta fue así la primera ciudad sede de un torneo de jerarquía en el país y en esas condiciones representaba a Colombia como país sede. Además de ello ha sido el sudamericano, que aquí se efectuó, uno de los únicos eventos de esa naturaleza a donde han concurrido  todos los países de la América del Sur. Las 10 naciones que la integran estuvieron en El Sudamericano de Cúcuta y no sólo en la categoría de mayores sino también en la categoría juvenil, torneo este que ningún otro país ha podido repetir. El primer juvenil sudamericano se hizo en Cúcuta junto con el de mayores y luego no ha habido segundo juvenil.

Muchos detalles valdría la pena recordar de aquel famoso torneo que tanto nombre dió a nuestra ciudad en toda la América. Fue tan excelente su ambiente y su organización, que 10 años más tarde cuando Asunción fue sede de similar torneo, en su afiche promocional incluyó esta frase: "Con el mismo espíritu de Cúcuta".

Fue un certamen de selecciones nacionales, no de clubes, y le correspondió en la nomenclatura en el XVI Mayores y I Juvenil.

En aquella época, para realizar con decoro aquel certamen hubo muchas dificultades que vencer, por ejemplo, ni el hotel  Tonchalá existía, apenas estaba iniciado. Los directivos de los diferentes países se alojaron en los hoteles Internacional y San Jorge, por esa época lo mejores. Y si existía dificultad para el alojamiento de directivos y turistas, con mucha razón la hubo para conseguir la forma de acomodar bien a 300  jugadores ya que cada país traía dos equipos. Fue en ese momento cuando la Fundación Virgilio Barco prestó a Cúcuta su primer servicio.

Estaba terminado el edificio para la Clínica Materno Infantil, pero aún no había sido puesta al servicio de la comunidad. Su directivos en ese entonces encabezado por Eduardo Silva Carradini y con el apoyo de Virgilio Barco dieron el visto bueno para que en la Fundación aún sin estrenar pero totalmente dotada se alojaran los integrantes de los equipos que nos visitaban. Para su comodidad y en bien de la organización El Club de Cazadores facilitó sus comedores para que allí se alimentarán los jugadores dando permiso las dos entidades para qué se abriera una puerta provisional que comunicara a la Fundación con el mencionado Club.

No puede negarse que aquel evento tuvo una significación muy especial en la vida de Cúcuta. Era la primera vez que en Colombia se realizaba un torneo suramericano y la ciudad entendió muy bien su compromiso y la representación que a nombre de Colombia en buena hora le había correspondido.

La sociedad cucuteño a en todos sus niveles se movilizó con una solidaridad y entusiasmo verdaderamente ejemplares. Cada delegación tenía un comité de damas y caballeros que se encargaron de atenderlos en todas las formas posibles durante las tres semanas de permanencia en la ciudad. El trasporte, la vivienda y hasta los actos sociales fueron cuidadosamente preparados. El público tuvo un comportamiento excelente y las autoridades de aquel entonces, Gonzalo Rivera, Gobernador; José Luis Acero,  Alcalde y Sixto Tulio Reyes, Secretario de Hacienda del Departamento fueron factor muy importante en el feliz éxito de aquella empresa de carácter deportivo que se efectuó aquí pero que por su jerarquía e importancia comprometía a todos los estamentos de la ciudad estaba representando a nuestro país en aquella oportunidad.

Eustorgio  Colmenares, posterior Senador de la República fue El Presidente del Comité Organizador ya que era a su vez, Presidente de la Liga Departamental de Basquetbol y aportaba la experiencia de haber realizado en esta ciudad dos torneos nacionales.

Vale destacar que aquella sede fue conseguida en una Asamblea Nacional de Ligas donde Eustorgio Colmenares debió enfrentarse con las aspiraciones de Medellín y Cali. La Liga de Basket del departamento que ejerció las funciones de Comité Organizadora estaba integrada por Eustorgio Colmenares, Francisco Escovino, Fernando Ramírez, Humberto Ramírez, Andrés Solano, Héctor González y Germán González, quien era el secretario. La Asociación Colombiana de Basquetbol estaba presidida por Alberto Gómez Moreno quien logró para Colombia dicha sede y fue posteriormente Presidente de la Comzona y quien además tenía un gran aprecio por Cúcuta y su afición basketera.

 

10 AL 23 DE FEBRERO DE 1956: XI CAMPEONATO

MASCULINO Y FEMENINO DE BASKET, EN MEDELLÍN

Participaron 11 departamentos en masculino y 5 en femenino, y se estrenó el “Coliseo Mayor Iván de Bedout”.

     La final masculina, entre Antioquia y Norte de Santander, fue catalogada como la más bella jugada hasta ese momento en el basket colombiano. El juego terminó empatado 86-86, y en extra tiempo ganó Antioquia por 96 a 90.

     Norte se tituló subcampeón con esta nómina: David Morantes, Sergio López, Alfredo Díaz, Roque Peñaloza, Carlos Díaz, Miguel Hernández, Gustavo Martínez, Wilbert Daw, Enrique Olivares, Yesid Téllez y José Ignacio Joves. Alfredo Díaz fue jugador, capitán, y entrenador del equipo.

 

JULIO DE 1957
Norte se tituló campeón de la Segunda Copa Colombia de Baloncesto Masculino, categoría Mayores. Ganó como local todos sus partidos ante Caldas, Boyacá, Valle y Huila, y perdió como visitante únicamente con Huila. Es decir, ganó 7 partidos y perdió 1.

     El equipo Norteño fue integrado por la totalidad de la “Quinta Generación” basquetera, todos ellos menores de 20 años: Roque Peñaloza, Gustavo Martínez, Hernán Gómez, Carlos Castillo, Hilario López, German Sánchez, Carlos “Fosforito” Castro, Luis Castro Lobo, Hernando Rodríguez y Otto Jiménez. Y un veterano de la Cuarta Generación: Alfredo Díaz, que actuó como capitán, entrenador y director técnico.

 

DICIEMBRE DE 1957:

XII CAMPEONATO NACIONAL DE BASKET, EN PEREIRA

Norte obtuvo el subcampeonato masculino, con la misma nómina que se coronó campeona en la Copa Colombia y con la misma dirección técnica. Este torneo se jugó del 5 al 20 diciembre 1957, y Huila fue el campeón. [3]

 

ENERO DE 1958: XVII CAMPEONATO

SURAMERICANO DE BASKET, EN SANTIAGO DE CHILE

Cuatro cucuteños integraron la Selección Colombia, que se ubicó en 6° lugar en este torneo: Roque Peñaloza, Hilario López, Antonio Soler y Alfredo Díaz. Brasil fue el campeón; Uruguay, el subcampeón; y Argentina ocupó el tercer puesto. El entrenador y director técnico de Colombia fue el argentino Juan Leopoldo Rochaix.

     El campeonato se jugó del 24 enero al 4 de febrero de 1958, en cancha portátil de madera en el Estadio Nacional de Santiago de Chile. Participaron 8 selecciones nacionales.
 

6 AL 18 DE ENERO DE 1959: VIII JUEGOS

CENTROAMERICANOS Y DEL CARIBE, EN CARACAS

Cinco cucuteños integraron la Selección Colombia de Basketball: Carlos Díaz, Antonio Soler, Hilario López, Roque Peñaloza y Alfredo Díaz, que también fungió como entrenador y director técnico del equipo, que clasificó a finales después de eliminar a Costa Rica y a Venezuela.

     El cuadro de honor fue: 1°, El Salvador; 2°, Puerto Rico; 3°, Panamá; y 4°, Colombia. 
 

DICIEMBRE DE 1959:

XIII CAMPEONATO NACIONAL DE BASKET, EN CÚCUTA

Norte de Santander participó con equipo femenino, dirigido por Leonidas Méndez, y con equipo masculino, dirigido por Hernán “Pipo” Gómez. Cundinamarca se tituló campeón femenino, y las muchachas de Norte de Santander ocuparon el 6° puesto. El cuadro de honor del torneo masculino fue: campeón, Antioquia; 2°, Valle; y 3°, Norte.

     Cuatro jugadores de talla internacional jugaron por última vez con la Selección Norte: Antonio Soler, David Morantes, y los hermanos Carlos y Alfredo Díaz.

     El basket norteño quedó a partir de ese momento en manos de la Quinta Generación: Roque Peñaloza, Hilario López, Hernán Gómez, Hugo “Pretérito” Torres, German “Patón” Sánchez, Carlos “Fosforito” Castro, Otto “Cicuta” Jiménez, Gustavo Martínez, Luis E. Castro Lobo; y dos infantiles, Luis Eduardo Barreto y Rodrigo “Perico” Fuentes, que ya insinuaban sus capacidades.

 

DICIEMBRE DE 1960:

VIII JUEGOS ATLÉTICOS NACIONALES, EN CARTAGENA

Estaban programados del 1° al 14 de diciembre, pero la lluvia azotó a Cartagena durante tres días y la ceremonia de inauguración sólo se pudo realizar el 3 de diciembre, por lo cual la clausura fue el 17 de diciembre de 1960.

     Norte de Santander participó en fútbol y en baloncesto masculino. Nuestra delegación cumplió gran actuación en estos dos deportes.

El equipo rojinegro de baloncesto, integrado por los jovencitos de la Quinta Generación, cumplió una brillante actuación. En la fase eliminatoria ganó a Boyacá, Tolima, San Andrés, Bolívar, Magdalena y Valle. En la ronda final cayó ante Antioquia de manera dramática, 79-80, en la “Final Anticipada”, llamada así por los periodistas y los narradores deportivos.

     Según los entrenadores y los árbitros, este fue el mejor partido de baloncesto jamás visto en el historial de los Juegos Atléticos Nacionales. La Quinta Generación del basket rojinegro, liderada en ese momento por Roque Peñaloza y por Hilario López, honraba la tradición basketera de nuestro departamento.

     El cuadro de honor fue: medalla de oro, Antioquia; medalla de plata, Cundinamarca; y medalla de bronce, Norte de Santander.

1962:
 Los mejores baloncestistas cucuteños estudiaban en universidades de Bogotá, Medellín y Cali, becados en gracia a sus capacidades deportivas, y por ello fue difícil, durante varios de los años siguientes, conformar una Selección de Mayores auténticamente representativa de nuestro departamento.

     En cambio, las selecciones juveniles y colegiales seguían destacándose a nivel nacional: en julio de 1962, Norte de Santander ganó el V Campeonato Nacional Juvenil, en Medellín, y repitió en el VI Torneo Juvenil, en Neiva, en1963. En 1964, en el VII Campeonato, en Girardot, fue subcampeón al perder, en forma injusta, la final ante San Andrés.

1964:
 El 13 de octubre el Colegio Sagrado Corazón de Jesús se coronó Campeón Nacional Intercolegiado, en Bogotá, al derrotar en la final al Instituto Central Colombiano, de la capital de la República.

     En este Primer Campeonato Nacional Intercolegiado participaron colegios de todo el país, pero a la ronda final, que se jugó en Bogotá del 3 al 13 de octubre, sólo llegaron los 10 mejores equipos.

     El equipo “Corsajista”, campeón invicto, presentó esta nómina: Carlos “Perica” Pérez, Fernando Morales, Hernando Yepes, Said Lamk Álvarez, Jorge “Vivico” Lamk, Francisco Labrador, Orlando Superlano y Carlos Figueredo. Entrenador, Alfredo Díaz Calderón. Delegado, Bonifacio Jaimes Peña.

1965:
Cúcuta fue sede del VIII Campeonato Nacional Juvenil de Basket, en el mes de julio, y Norte de Santander se coronó Campeón Nacional por 4ª oportunidad en esta categoría.

1966:
Se realiza en Manizales el XVIII Campeonato Nacional de Basket, categoría mayores, y Norte de Santander se corona campeón invicto con esta nómina: Carlos Castro, Eduardo González, Darío Pinzón, Luis Castro Lobo, Hernando Yepes, Rodrigo Fuentes, Jorge Niño, Vinicio Esquivel, [6] David Caselles, Hilario López, Jaime Bustamante y Fernando Morales.

     Jorge Niño fue el mejor jugador y el máximo anotador del torneo, con promedio de 21 puntos por juego. La clasificación final fue: 1°, Norte de Santander; 2°, Bogotá; 3°, Caldas; 4°, Tolima; y 5°, Cundinamarca.

1967:
Por ser el campeón colombiano, Norte va al Campeonato de Campeones, en Quito (Ecuador), en el mes de febrero. Las posiciones finales fueron: 1°, Guayaquil (Ecuador); 2°, Norte de Santander (Colombia); 3°, Universidad de Chile; 4°, Bam (Panamá); y 5°, Pichincha (Ecuador).

1967:
En junio se realizó en Medellín el Campeonato Nacional “Croydon”, y Norte volvió a ser campeón nacional.

     Los equipos finalistas quedaron así: 1°, Norte; 2°, Antioquia; 3°, Valle; 4°, Atlántico; 5°, Tolima; y 6°, Bogotá.

1969:
Norte conformó la mejor selección de basket de esta década, y ganó invicto el Zonal del Oriente Colombiano ante Santander, Boyacá y Cundinamarca, y ganó el derecho de disputar la fase final del Campeonato Nacional, en Bogotá. Pero la suerte le fue esquiva y no pudo revalidar su título. El campeón fue “Bogotá, Distrito Especial”.

     La Selección Norte fue catalogada como la mejor en este torneo, a pesar de su derrota. Estos fueron sus integrantes: Roque Peñaloza, Carlos Pérez, Jorge Niño, Jaime Bustamante, Rodrigo Fuentes, Álvaro Hernández, Jorge Llanes, José “Gali” Gómez, Hugo Hernández, Fernando Fernández y Mario Romero.

     La “Sexta Generación”, liderada por Carlos “Perica” Pérez y Jorge Niño, asumía la representación del Basket Rojinegro.

1971:
En el mes de febrero Antonio Moreno Fossi fue elegido presidente de la Liga de Baloncesto. El entrenador uruguayo Rubén Vásquez Falchi cumplió su contrato con la Junta Administradora y regresó a Montevideo.

     En el mes de abril Wilbert Daw, que venía actuando como monitor a órdenes de Vásquez Falchi, asumió el cargo de entrenador de Baloncesto y desarrolló gran actividad competitiva en categorías infantiles, juveniles y mayores, para hombres y mujeres.

     El colegio La Salle (Avenida Cero con Diagonal Santander) y el Club Cazadores crearon escuelas de Minibasket, y en mayo de 1971 se realizó, en el Club Cazadores, el Primer Festival de Minibasket Masculino con la participación de las escuelas de Minisbasket de Táriba y de San Cristóbal, por Venezuela, y La Salle y Cazadores, por Colombia.

En 1972:
 ya existían escuelas de Minisbasket masculino en los colegios Sagrado Corazón, Salesiano y Calazans, y el profesor “Churchill” Contreras inició el Minibasket femenino en algunas escuelas para niñas, en los barrios de Cúcuta.

     Al terminar el año 1972 la Liga de Baloncesto realizaba campeonatos masculinos y femeninos en categorías Minibasket infantil, juvenil y mayores. Las finales de los Torneos Intercolegiados abarrotaban la Cancha Toto Hernández.

     Los mejores equipos femeninos: María Inmaculada, de Villa del Rosario; Cardenal Sancha, Santa Teresa, Santo Ángel, INEM (Instituto Nacional de Educación Media Diversificada), Departamental de Bachillerato, Carmen Teresiano, La Presentación y Juana de Arco.

     En Masculino: Sagrado Corazón, Salesiano Bachillerato Clásico, Calazans, La Salle, Salesiano Bachillerato Técnico Industrial, INEM, Agustín Codazzi y San Juan de la Cruz.

     En esos años, las mejores basquetbolistas fueron: Martha Núñez, Ana María Canal, Josefa Conteras, Nelcy Fuentes, Estela Ramírez, Doris Quintero, Blanca Martínez, Elizabeth Solano, Luz Marina Jaimes, Esperanza Carrascal, María Carrascal, Elvira Velasco y Doris Velasco.

     En esos eventos Intercolegiados surgieron figuras como Hugo Hernández, David Hernández, Carlos Llanes, Iván Romero, Pedro Nel Yepes, y, más adelante, Gabriel Entrena, Álvaro “Tito” Ordóñez, Carlos “Tello” Villamizar, Jesús Sinisterra y José Rodríguez.

     Sin embargo, el torneo superior, el de más alto nivel competitivo en esos años, era el “Interclubes”. Se jugaba a dos vueltas, todos contra todos, en la 1ª fase; como local, un partido, y como visitante, otro partido. Cada equipo tenía su cancha propia. La fase final se jugaba en la Toto Hernández, entre los cuatro mejores equipos. Normalmente participaban estos clubes: Cazadores, Guasimales, Boinas Rojas, Carora, Callejón, San Luis, Santander y Centrales Eléctricas.

En 1973:
 Jorge Niño y Hugo Hernández integraron la Selección Colombia que jugó el Suramericano de Basket categoría mayores, en Bogotá, ocupando el 5° puesto. Jorge Niño ya había sido Selección Colombia en 1967, en los Juegos Panamericanos de Winnipeg (Canadá), con Roque Peñaloza; y en 1971, en los Panamericanos de Cali, en compañía de Carlos “Perica” Pérez.

     En febrero de 1973 Luis Corzo Ramírez, notario de Cúcuta, fue elegido presidente de la Liga Nortesantandereana de Baloncesto y armó un poderoso equipo que participó ese año en el torneo “Interligas” que dirigió FECOLCESTO, por 1ª vez al estilo del fútbol profesional entre las 6 ligas más fuertes de Colombia: Bogotá, Valle, Antioquia, Norte de Santander, Atlántico, y San Andrés. Se jugó a 2 vueltas, de a 3 partidos por fecha: 30 juegos en total, en 10 fechas sabatinas, y por televisión se transmitían para todo el país los juegos de Bogotá.

     La afición cucuteña vibraba emocionada al ver en la pantalla chica a nuestros baloncestistas, que se volvieron ídolos por su técnica, velocidad y coraje. Norte de Santander fue 3°. El campeón fue San Andrés, y Antioquia fue subcampeón.

1974:
 En el Interligas participaron 8 equipos, pues Santander y Caldas se sumaron. Norte de Santander inscribió a Vicente “Watusi” Escobar, un joven de Montería con casi 2 metros de estatura que le aportó a nuestro equipo la fuerza y la capacidad rebotera necesaria para disputar el primer lugar. La Cancha Toto Hernández se llenaba los sábados cuando Norte era local, y la televisión y la radio acaparaban la atención de los cucuteños cuando Norte era visitante, respectivamente, en Bogotá o en otra ciudad.

     Nuestros ídolos eran: Jorge Niño, Carlos “Perica” Pérez, Rodrigo “Perico” Fuentes, Pedro Nel Yepes, Hugo Hernández, David Hernández, Jaime Bustamante, Carlos Llanes, Héctor Micolta, Fernando Morales, Cristian Lamk y Mario Romero. Norte puedo ser campeón en este 2° torneo Interligas, pero lamentablemente, a causa del mal comportamiento del público en la Cancha Toto Hernández, nuestro equipo fue sancionado, al igual que el cuerpo técnico y el presidente de la Liga.

1976:
Por primera vez Norte de Santander se corona “Campeón Nacional Femenino de Baloncesto”, Categoría Infantil, en el VI Campeonato Nacional jugado en la Cancha Toto Hernández del 24 de junio al 2 julio de 1976. En la fase final Norte ganó 56 por 40 a Antioquia, 61 por 45 a Meta y 48 por 43 a Valle, y se coronó campeón invicto.

     Por primera vez las mujeres cucuteñas trabajaron con pesas para aumentar su fuerza, y por primera vez un entrenador de pesas, Luis Bautista, preparó físicamente a un equipo femenino de Baloncesto.

     Alcira Corredor, Martha Corredor, Martha Matamoros, Carolina Serna, Luz Elena Valencia, Blanca Casas, Martha Contreras, Claudia González, Patricia Contreras, Cristina Ramírez, Piedad Ramírez y Nancy Rosales fueron las heroínas en este histórico triunfo. Entrenador y director técnico, Alfredo Díaz Calderón; y asesor, Óscar Berbesí. El presidente de la Liga era Santos Felipe Matamoros; el tesorero, Jorge Gandolfo; y el secretario, Simón Granados Avendaño.

En 1975 y 1976:
FEDEBASKET realizó, a nivel nacional, el 1° y 2° Torneo Interclubes, que tenía carácter semiprofesional, pues se podían inscribir hasta dos jugadores extranjeros por equipo. Las Ligas no podían intervenir porque el Torneo era únicamente para clubes.

      Con el patrocinio de Empresa Licorera y Lotería de Cúcuta, y con el aporte de socios, se creó en Cúcuta el Club Norsander que jugó con el mismo plantel criollo del Interligas y contrató al venezolano “Tulo” Riveros como refuerzo extranjero, y ganó este Primer Torneo Interclubes 1975.

     Para el 2° Torneo Interclubes, en 1976, Norsander se reforzó con los venezolanos “Cunda” Tovar y José Solano, y fue subcampeón. El campeón fue Lotería del Valle que contó con Sam Sheppard y “Tulo” Riveros, como refuerzos extranjeros. En estos dos primeros torneos Interclubes nuestro equipo fue dirigido por Roque Peñaloza, con la asesoría de Erasmo Hernández.

En 1977:
 el nombre del club es “Lotería de Cúcuta”, y vuelve a ser subcampeón bajo la dirección de Roque Peñaloza.

1978:
En febrero Álvaro “Flecho” Hernández, presidente de Liga Nortesantandereana de Baloncesto, inicia campaña para cubrir la Cancha Toto Hernández y transformarla en Coliseo Cubierto.

     Ese mismo año se jugó el 4° Torneo Profesional Interclubes y nuestro equipo, “Lotería de Cúcuta-Corturismo”, con su misma nómina de criollos más los gringos Sam Sheppard y Erick Evans, se tituló Campeón Nacional Interclubes, dirigido por Rodrigo “Perico” Fuentes, y asesorado por Vinicio Esquivel.

     Roque Peñaloza, ya desde marzo de 1978, era el nuevo director de Coldeportes, regional Norte de Santander, y su propósito obsesivo fue cubrir la Cancha Toto Hernández para que Cúcuta volviera a ser sede de un Torneo Suramericano.

En 1979:


“Lotería de Cúcuta-Corturismo” ganó el 5° Campeonato Nacional Interclubes, con su nómina histórica: Sam Sheppard, Erick Evans, Jorge Niño, Hugo Hernández, Carlos Llanes, José Rodríguez, Freddy Moreno, Héctor Micolta, “Tito” Ordóñez, Omar Casadiego, Gabriel Entrena y Germán Berbesí. Rodrigo “Perico” Fuentes fue nuevamente el entrenador.

     En diciembre de 1979 Fecolcesto comunicó que la “Comzona” [1] había confirmado a Cúcuta como sede del XV Campeonato Suramericano de Clubes Campeones de Baloncesto, que se jugaría en mayo de 1980.

1980:
El 21 de abril se cierra el Coliseo Toto Hernández y empiezan a acondicionarlo para el XV Campeonato Suramericano de Clubes Campeones de Baloncesto: pintura general, resane y laca a la madera del piso; resane y sello de goteras al techo; arreglo de camerinos y baterías sanitarias; y optimización del marcador electrónico y demás implementos.

     El 18 de mayo se abrió y se dio al servicio, para que “Lotería de Cúcuta-Corturismo” entrenara por la mañana y por la tarde todos los días previos al torneo.

     El viernes 23 de mayo de 1980 se inauguró el XV Campeonato Suramericano de Clubes Campeones de Baloncesto, con la presencia de los equipos: Nonis (Bolivia), Sirio y Francana (Brasil), Gimnasia-Esgrima (Argentina), Sporting (Uruguay), Libertad (Paraguay), Guaiqueríes (Venezuela) y Lotería de Cúcuta-Corturismo (Colombia).

     El torneo finalizó el sábado 31 mayo de 1980, así: 1°, Francana (Brasil); 2°, Sirio (Brasil); 3°, Gimnasia-Esgrima (Argentina); 4°, Guaiqueríes (Venezuela); y 5°, Lotería de Cúcuta-Corturismo.

     Nuestro equipo fue dirigido por “Perico” Fuentes, con asesoría de Carlos “Fosforito” Castro, y esta fue su nómina: N° 4, Erick Evans; N° 5, Gabriel Entrena; N° 6, Guillermo Moreno; N° 7, Héctor Micolta, N° 8, Álvaro Ordóñez; N° 9, José Rodríguez; N° 10, Álvaro Álvarez; N° 11, Freddy Moreno; N° 12, Jorge Niño; N° 13, Sam Sheppard; N° 14, Hugo Hernández; y N° 15, Carlos Llanes.

     Durante 8 días, Cúcuta fue la Capital Basketera de Sudamérica, por 2ª vez. Ya lo había sido en 1955.

     Lotería de Cúcuta-Corturismo se titulo campeón del 6° Campeonato Nacional Interclubes en 1980, y en diciembre de ese año Fecolcesto lo inscribió ante “Comzona” para representar a Colombia en el Campeonato Suramericano de Clubes Campeones de Baloncesto del año siguiente, en Asunción (Paraguay).

1981:
En la mañana del 6 de mayo de 1981 el equipo “Lotería de Cúcuta” fue despedido entusiastamente por aficionados cucuteños en el aeropuerto Camilo Daza. El equipo “Motilón” viajaba a Asunción (Paraguay), en su condición de campeón colombiano, a representar a nuestro país en el XVI Campeonato Suramericano de Clubes Campeones de Baloncesto.

     Ese mismo día llegaron a Lima en horas de la noche y allí jugaron 3 partidos ante los mejores equipos del Perú: el 7 de mayo derrotaron a Vulcano, 84 a 57; el 8 de mayo a KDT Nacional, 93 a 86; y el 9 de mayo a Alianza Lima, 100 a 90.

     El 10 mayo viajaron a Santiago de Chile y ganaron dos partidos: el 12 de mayo, ante Universidad de Chile; y el 13 de mayo, ante Universidad Católica.

     El 14 de mayo viajaron a Asunción, vía Buenos Aires, y el 16 iniciaron su actuación en el XVI Campeonato junto a otros 9 equipos Suramericanos representativos de Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, Venezuela, Chile y Perú. Lotería de Cúcuta eliminó a Guaikeries (Venezuela) y jugó el cuadrangular final, cumpliendo la mejor actuación del baloncesto colombiano en todo su historial.

     Las posiciones finales fueron: 1°, Ferrocarril Oeste (Argentina); 2°, Francana (Brasil); 3°, Tennis Club (Brasil); 4°, Lotería de Cúcuta-Avianca; y 5°, Guaikeries (Venezuela).

     El equipo recibió 2 trofeos: el de Mayor Encestador, para Sam Sheppard; y de el Juego Limpio, como el equipo más disciplinado y correcto. También ganó el derecho a participar en el Mundial de Clubes, que debía jugarse ese mismo año en Sao Paulo (Brasil).

     La delegación que tan dignamente nos representó fue recibida eufóricamente en el aeropuerto, y estos fueron sus integrantes: Sam Sheppard, Eric Evans, Álvaro Álvarez, Francisco Rodríguez, Randy Sthefens, Hugo Hernández, José Rodríguez, Freddy Moreno, Carlos Llanes, y Álvaro Ordóñez. Rodrigo “Perico” Fuentes fue el entrenador, y Carlos “Fosforito” Castro fue su asistente. Como tesorero viajó Jorge Llanes; como secretario, Simón Granados; y como presidente, Álvaro Hernández.

     Después de haber cumplido esta formidable campaña, el club Lotería de Cúcuta entró en crisis por falta de recursos económicos, y no pudo cumplir el compromiso suscrito de participar en el Mundial de Clubes, por lo cual fue sancionado por la COMZONA y la FIBA con una multa grande y marginado de toda participación internacional.

     Sin embargo, participó en el torneo “Copa Sprite” de ese año y se clasificó a la fase final, pero se quedó sin los gringos: Sam Sheppard, Eric Evans y Anthony Young abandonaron el equipo, y Lotería de Cúcuta terminó jugando sus dos últimos partidos con puros jugadores criollos. El partido final del torneo, entre Lotería de Cúcuta y Caribú, se jugó en el Coliseo Toto Hernández y fue ganado fácilmente por el equipo antioqueño, dirigido por Octavio Betancur, que contó con toda su nómina titular: 9 criollos y tres extranjeros.

     Caribú era el nuevo campeón colombiano de baloncesto y representaría a Colombia en el Suramericano 1982 de Clubes, y los cucuteños, que desde la década anterior vivían el orgullo de ser los campeones del basket colombiano, sentían la tristeza inmensa por lo que vislumbraban ya como desaparición de su amado club, Lotería de Cúcuta.

Agosto de 1981:
 por primera vez Cúcuta presenció un choque basketero entre los dos colosos del deporte mundial: USA versus URSS. Una delegación de la Unión Soviética se enfrentó al equipo universitario “All-Star”, de la Conferencia Este de los Estados Unidos. Los equipos presentaron estos jugadores:

     URSS: N° 4, Konstantin Shereveria; N° 5, Gevnadi Kapustin; N° 6, Serguei Popov; N° 7, Kheino Enden; N° 8, Evgeni Pustogvar; N° 9, Nikolai Deriouguine; N° 12, Igor Koralev; N° 13, Serguei Lovaicha; N° 14, Alexander Belostennyi; N° 15, Serguei Grischaev; N° 16, Guitaras Krapikas; y N° 17, Anatoly Yakupenko. Su entrenador y director técnico fue Alexander Gomelski.

     ALL-STAR (USA): N° 5, Sean Kerins; N° 6, Chris Dobbs; N° 7, Tret Tucker; N° 8, Ronnie McAdoo; N° 9, Kevin Greaney; N° 10, Dud Tongal; N° 11, Terry Fair; N° 12, Trevor Jackson; N° 13, Vince Taylor; N° 14, Mike Kanieski; y N° 15, Bruce Vanley. Su entrenador y director técnico fue Jack Powers.

     Por primera vez los cucuteños vieron verdaderos equipos gigantescos en la Cancha Toto Hernández: los soviéticos presentaron 6 hombres de más de 2 metros, y los gringos alinearon 5 con más de 2 metros. El ruso más alto, Belostennyi, media 2 metros y 14 centímetros, y el gringo más alto, Dud Tongal, media 2 metros y 12 centímetros.

     Los más pequeños esa noche en el maderamen de la Toto Hernández fueron: el soviético Kapustin, de 1,80 m., y el gringo Chris Dobbs, de 1,82 m.

     Los máximos encestadores de los soviéticos fueron: Deriouguine, 25 puntos; Popov, 18 puntos; y Lovaicha, 17 puntos. Belostennyi tomó 13 rebotes, y fue el MVP. [2]

     Por los gringos anotaron: Taylor, 21 puntos; Tucker, 14 puntos; y Kerins, 12 puntos. Dud Tongal se destacó con 12 rebotes. Pero los aplausos del público fueron para el armador Chris Dobbs, que impresionó con su dominio del balón, su velocidad, su inteligencia, su saltabilidad, su efectividad en los tiros largos y la espectacularidad de sus pases.

     Por 1ª vez dos árbitros cucuteños pitaron un partido en el más alto nivel del baloncesto mundial: Luís Fernando Mora, de 22 años, y Alberto Díaz Fuentes, de 21 años, dirigieron impecablemente ese inolvidable encuentro. El primer tiempo quedó 45 a 40, ganando USA. Pero el partido lo ganó URSS, 100 a 92. Los jugadores de los dos equipos se abrazaron, al igual que sus entrenadores, mientras el público aplaudía deslumbrado por aquel espectáculo formidable que acababa de presenciar. La asistencia desbordó la capacidad del Coliseo Toto Hernández, y empezaron desde ese día las exigencias para construir un escenario más grande.

1982:
Del 15 al 28 de agosto de 1982 se realizó el IX Campeonato Mundial Masculino de Baloncesto, en Colombia. Se jugó en 5 ciudades :

     Grupo A, en Bogotá: España, USA, Panamá y China. Clasificaron España y USA para la final.

     Grupo B, en Medellín: URSS, Australia, Brasil, y Costa de Marfil. Clasificaron a la final, URSS y Australia.

     Grupo C, en Bucaramanga: Yugoslavia, Canadá, Checoslovaquia, y Uruguay. Clasificaron Yugoslavia y Canadá.

     Los 6 equipos extranjeros clasificados, más Colombia, como país anfitrión, jugaron entre el 19 y el 28 agosto de 1982 la final en la ciudad de Cali, con este resultado: 1°, URSS; 2°, USA; 3°, Yugoslavia; 4°, España; 5°, Australia; 6°, Canadá; y 7° Colombia.

     Los 6 equipos extranjeros eliminados jugaron el torneo de clasificación en Cúcuta, del 19 al 24 agosto de 1982, con este resultado: 8°, Brasil; 9°, Panamá; 10°, Checoslovaquia; 11°, Uruguay; 12°, China; y 13°, Costa de Marfil.

     Cúcuta respondió espléndidamente a este compromiso. Únicamente fue superada por Cali, en cuanto a recaudación. Pero, aparte de la asistencia masiva de público a este Torneo Mundial clasificatorio, es bueno recordar que, desde meses antes del mundial, la Selección Colombia se concentró en nuestra ciudad y jugó un torneo preparatorio con República Dominicana, Panamá, y Ecuador, con gran asistencia de público y abundante recaudación.

     La Selección Colombia, dirigida por Jim McGregor y gerenciada por Hernán “Pipo” Gómez, estuvo conformada así: Guido Mosquera, Giovanny Bacci, Elkin Valencia, Luis Murillo, William Nieto, Randy Sthefens, Guillermo Masquita, Antonio Maldonado, Álvaro Álvarez, Aroldo Perilla, William Gómez y Luis Carlos Manjares. Ningún cucuteño integró esta selección, pero Cúcuta aportó la plana mayor de la dirigencia organizativa de este IX Campeonato Mundial, pues FECOLCESTO tenía en ese momento 4 cucuteños en la Junta Directiva: Gustavo Martínez Badillo, presidente; Hernán “Pipo” Gómez, vicepresidente; Anita Morantes Maldonado, vocal; y Eduardo Silva Colmenares, revisor fiscal.

 

1984:
El 13 de octubre de 1984 Colombia se corona por primera vez Campeón Suramericano de Baloncesto Femenino, al ganar el XXIV Campeonato Suramericano Femenino de Baloncesto, categoría mayor, realizado en Cúcuta, al derrotar esa noche en la final a Brasil por 62 a 51, como cierre de este XXIV Suramericano. Las posiciones finales: 1°, Colombia; 2°, Brasil; 3°, Perú; 4°, Argentina; 5°, Paraguay; 6°, Chile; 7°, Venezuela; y 8°, Uruguay.

     Colombia ganó todos sus partidos, y terminó el torneo con 550 puntos a favor y 307 en contra. Esta fue la nómina campeona: Gloria Ortiz, Patricia Ordóñez, María de Jesús Arizala, Elizabeth Hinestroza, Gloria Gómez, Miriam León, Norma Lozano, Yaneth Torijano, Irene Lamprea, Margarita Martí, Consuelo Aristizábal y Mónica Villasmil. Guillermo Moreno Rumié fue su entrenador y director técnico.

     Pero hubo un hecho curioso: mientras más de 7.000 espectadores deliraban de emoción en las graderías de la Toto Hernández, afuera del Coliseo más 3.000 aficionados, muchos de ellos con boletas en sus manos, protestaban porque no les permitía entrar al escenario deportivo.
 

1985:
El 4 de julio de 1985 Norte se corona Campeón Nacional Femenino del XII Campeonato Nacional Infantil de Baloncesto, jugado en Cúcuta. El equipo, dirigido por Álvaro “Tito” Ordóñez y asesorado por Alfredo Díaz Calderón, llegó invicto a la final, en la cual derrotó a Valle por 59 a 46.

     Era el 2° Campeonato Nacional que lograban los colores negro y rojo [3] en la rama femenina. Esta fue nuestra nómina campeona: Sandra Gómez, Marisol Pacheco, Adriana Serrano, Claudia Xiomara Ramón, Maribel Fontalvo, Carolina Clévez, María Fernanda Uribe, Clara Inés Santos, Claudia Milena Castillo, Adriana Castañeda, Mireya Murcia y Claudia Yolima Leal.
 

1986:
Del 24 al 30 de enero de 1986 se realiza el II Campeonato Juvenil Femenino Suramericano de Baloncesto, en Cúcuta.

     Nuevamente la Toto Hernández se llenó “hasta las banderas”. Colombia fue subcampeón, al perder en la final ampliamente ante Brasil, que se coronó campeón invicto. La cucuteña Flor María Ayala integró esta selección colombiana y se convirtió en la primera basketbolista norteña ganadora de un Subcampeonato Suramericano.
 

1987:
Junio de 1987: Tres baloncestistas cucuteñas integraron la Selección Infantil Femenina de Colombia, que compitió en el Suramericano Infantil, de Ibarra (Ecuador): Ángela Llanes, Clara Santos, y Adriana Castañeda.

Julio de 1987:
Doble Campeón Nacional, el Basket Norteño, en los campeonatos infantiles: XIV Femenino y XV Masculino, que se jugaron del 1° al 10 de julio en el Coliseo Toto Hernández, de Cúcuta. El cuadro de honor fue así:

     XIV Campeonato Nacional Infantil Femenino: Norte, campeón invicto; Bogotá, subcampeón; y 3°, Antioquia. Mejor jugadora, Adriana Serrano (Norte). Máxima anotadora, Noraima Martínez (Norte).

     XV Campeonato Nacional Infantil Masculino: Norte, campeón invicto; Valle, subcampeón; y 3°, Magdalena. Mejor jugador y anotador, José Solano (Valle). Máximo rebotero, Juan Carlos Niño (Norte). Álvaro “Tito” Ordóñez y Álvaro Contreras fueron los entrenadores, respectivamente, de estos equipos campeones.

Septiembre de 1987:
 IV Suramericano de Cadetes Masculino.

     Del 18 al 23 de septiembre se realizó en el Coliseo Toto Hernández este torneo para menores de 18 años. En la selección colombiana actuaron dos cucuteños: Zamir Zus, y Rafael Angarita Lamk, bajo la dirección del entrenador bumangués Carlos Parra. La clasificación final quedó así: 1°, Argentina; 2°, Brasil; 3°, Venezuela; 4°, Colombia; 5°, Ecuador; y 6° Paraguay.

     Por 1ª vez el público cucuteño no asistió, como se esperaba, a un torneo de baloncesto. La explicación más acertadas que se escuchó ante esta frustración fue que, por aquello de “Torneo de Cadetes”, los cucuteños creyeron que se trataba de un evento de carácter meramente militar, y no le dieron mayor credibilidad al nivel técnico de ese tipo de torneo.

Diciembre de 1987:
Primer Festival de Minibasket, de los barrios cucuteños.

     La Fundación Pro Defensa de Cúcuta y Radio San José de Cúcuta realizaron y transmitieron durante 3 días el Primer Festival de Minibasket de los Barrios, con participación de 320 niños integrados en 32 equipos, en las categorías Minibasket A y B, rama femenina y masculina.

     La programación se realizó así: martes 15 de diciembre, en el barrio Pamplonita, de la ciudadela de San Luis; 16 y 17 de diciembre, en el barrio José Antonio Galán; 18 de diciembre, en el barrio Comuneros, de la ciudadela de Juan Atalaya. Este tipo de festival siguió todos los años por el mes de diciembre, como etapa final de evaluación sobre el trabajo realizado en cada año por las Escuelas de cada barrio.

Diciembre de 1990:
Cuarto Festival de Minibasket de los Barrios.

     Se realizó del 10 al 15 de diciembre de 1990, y fue transmitido íntegramente por Radio San José de Cúcuta. Participaron 400 niños integrados en 40 equipos. El programa se cumplió así: lunes 10, barrio Carora; martes 11, barrio San Luis; miércoles 12, barrio Comuneros; jueves 13, barrio Galán; viernes 14, Asilo Andressen; y sábado 15, complejo deportivo del SENA.

     La década terminaba para nuestro baloncesto con la frustración de no tener un equipo de categoría superior, como aquel inolvidable “Lotería de Cúcuta”. Se había logrado mantener un equipito, “Motilones B. B. C.”, que jugaba torneos en Cúcuta y Venezuela gracias al entusiasmo de “Perico” Fuentes y de Daniel Pérez, que con su empresa “Capill France” sostenían, contra viento y marea, esta verdadera utopía basketera, que todavía no lograba despertar el ánimo de los cucuteños.

1991 a 1996: En los 6 primeros años de esta década, la Cancha Toto Hernández no se llenó como antaño. Recordemos que desde 1986, con motivo del II Campeonato Suramericano Juvenil Femenino, cuando Brasil y Colombia jugaron la final, nuestro Coliseo Basquetero no se había vuelto a llenar.

     Sin embargo, el basket cucuteño seguía siendo popular, y producía excelentes jugadores y jugadoras a nivel de selección nacional. Pero faltaba una divisa que, con los colores negro y rojo, aglutinara nuevamente a la gran masa de fanáticos basketeros que se sentían huérfano desde la desaparición del equipo Lotería de Cúcuta.

1997: Nacimiento del CLUB CAÑONEROS.

     Los fracasos económicos y deportivos de “Motilones”, en 1991, y de “Bravos del Norte”, en 1992, al participar en la Liga Occidental Venezolana, no desmoralizaron a los dirigentes del basket cucuteño, y desde julio de 1996 empezaron a concretar una idea cumbre para nuestro baloncesto: crear un equipo profesional de baloncesto con imagen popular en la región. Llamaron a concurso para escoger el nombre, el estilo y los colores del uniforme, y se escogió: “CAÑONEROS”, con los colores tradicionales de Cúcuta.

     En febrero de 1997 ya tenían estatutos, pero no Personería Jurídica; tenían junta directiva y $30 millones de pesos en caja, aportados por los socios del Club. En marzo de 1997 se inscribieron para el Torneo Profesional “Copa Costeñita”.

     El 4 de septiembre llegaron al aeropuerto de San Antonio del Táchira, desde Oregon (USA), dos jugadores gringos contratados por Cañoneros: el armador Kenny Warren, de 25 años, 1,84 m de estatura y 175 libras de peso; y el pivot Darren Guest, de 29 años, 2,12 m de estatura y 250 libras de peso. Los dos gringos empezaron entrenamientos esa misma noche, a órdenes del dominicano Sergio Abreu, que ya estaba trabajando como entrenador oficial con el grupo de jugadores criollos.

     El 8 de septiembre de 1997 le fue otorgada la Personería Jurídica, por un período de 4 años, a la “Corporación Social y Deportiva Cañoneros del Norte”. La primera junta directiva la integraron: Álvaro Hernández B., presidente; Jorge H. Maldonado, vicepresidente; Hernán Gómez R., tesorero; Tonino Botta Fernández, secretario; Álvaro Torrado, vocal principal; Ana María Abello, gerente general; Sergio Hernández V., revisor fiscal; Alberto Sepúlveda, revisor fiscal suplente. Comisión Técnica: Roque Abel Peñaloza, Alfredo Díaz Calderón y Jorge Rubio Ferrero.

     El viernes 12 de septiembre de 1997 se inició la V Copa Costeñita de Baloncesto Profesional con 10 equipos: Caimanes, de Barranquilla; Bravos, de Cartagena; Piratas, de Bogotá; Sabios, de Manizales; Leopardos, de Bucaramanga; Paisas, de Medellín; Warriors, de San Andrés; Toros, de Cali; Cafeteros, de Armenia; y Cañoneros, de Cúcuta.

     Esa noche, a las 7:00 p.m., la Cancha Toto Hernández volvió a vivir la pasión del baloncesto. Cañoneros, 74 y Piratas, 70, fue el resultado final de ese primer partido y la gente gozó el triunfo del equipo negrirrojo con euforia.

     Al día siguiente perdió Cañoneros 73 por 84, y Piratas demostró que era favorito para ganar el torneo. Esta fue la nómina de Cañoneros: director técnico, Sergio Abreu; asistentes, Álvaro Contreras y Dennis Osorio; médico, Sergio Torres; kinesiólogo, Juan Zambrano; utileros, Orlando Pineda y Carlos Cárdenas. Jugadores: Darren Guest, Kenny Warren, Jerry Bent, José Luis Mendoza, Wilmer Carvajal, Calixto Angulo, Alejandro Escalante, Leonardo Molina, John Guerrero, Francisco Maturana, Rafael Gómez, John Ángelo Ramírez, Oswaldo Medina y Harddy Asprilla.

     En estos dos primeros partidos los mejores jugadores de cañoneros fueron Jerry Bent, con 56 puntos; Calixto Angulo, con 29; Kenny Warren, con 22; José Luis Mendoza, con 16; y Darren Guest, con 14 puntos. Este  gigante gringo defraudó a la afición y fue desvinculado del equipo el día 30 de septiembre de 1997.

     El Club contrató a Keith Nelson, norteamericano que estaba jugando en República Dominicana, el cual debutó el sábado 4 de octubre de 1997 en la Toto Hernández, anotando 30 puntos en el juego que Cañoneros ganó a Bravos por 89 a 80. Posteriormente se vinculó el caleño Henry Murillo para completar una nómina total de 15 jugadores que cumplieron las 36 fechas de la temporada regular de esa V Copa Costeñita, cuyo campeón fue Caimanes que ganó la serie final 4 por 1 a Leopardos. La serie era a 7 partidos, pero Caimanes la resolvió en 5 juegos. Cañoneros ocupó la 7ª posición en el Torneo.

6 de diciembre de 1997:
XXIII Campeonato Nacional de Basket Infantil Masculino.

     Con la participación de 8 Ligas se inauguró en el Coliseo Toto Hernández este torneo que culminó el 13 de diciembre de 1997, en esta forma: campeón, Bogotá, 14 puntos; subcampeón, Norte de Santander, 13 puntos; 3°, Chocó, 12 puntos; 4°, Risaralda, 12 puntos; 5°, Santander, 10 puntos; 6°, Antioquia, 9 puntos; 7°, Caldas, 8 puntos; y 8°, San Andrés, 8 puntos.

8 de diciembre de 1997:
XI Festival de Minibasket de los Barrios.

     Participaron las escuelas de los barrios: Galán, Guaimaral, Los Pinos, ennosg, Asilo Andressen y, como invitada, la escuela del Club de Cazadores. La inauguración fue en la Cancha de Los Pinos, el día 8 de diciembre. La 2ª fecha fue en ennosg, el 9 de diciembre. El 10 de diciembre, en el Asilo Andressen. El 11 de diciembre, en el barrio Galán. El 12 de diciembre, en el Barrio Guaimaral. Y el 13 de diciembre, clausura y premiación en el Club de Cazadores.

     Ese año 1997 fue exitoso para nuestro baloncesto. A la reaparición del baloncesto profesional en Cúcuta, al triunfo de los equipos infantiles, a la creación de escuelas de minisbasket en los barrios, en los clubes y en los colegios, se sumó el éxito logrado por nuestras universidades en los Juegos Universitarios “Ascundeportes, Zona Oriente” realizados en Cúcuta los días 16, 17 y 18 de agosto de 1997, cuyo cuadro de honor fue así:

     Baloncesto Femenino: campeón UPTC (Boyacá); subcampeón, UIS (Bucaramanga); 3er puesto, UDES (Cúcuta).

     Baloncesto Masculino: campeón, UFPS (Cúcuta); subcampeón, UCC (Bucaramanga); 3er puesto, UIS (Bucaramanga). Vinicio Esquivel fue el director técnico de la UFPS. El partido final masculino fue extraordinario y de alto nivel, y se definió en extratiempo: UFPS (Cúcuta), 105; UCC (Bucaramanga), 103.

     Y como si fuera poco, el 31 de agosto de 1997 Norte ganó invicto el Campeonato Nacional de Baloncesto Masculino, categoría pasarela (13 y 14 años). Gran triunfo del Comité de Minibasket, presidido por Alberto Sepúlveda, y del joven entrenador y director técnico, ennos Osorio.

     Vale la pena recordar que el 11 de agosto de 1996 Norte fue subcampeón en el XXIV Campeonato Nacional Juvenil Masculino ennosgas, jugado en el Coliseo Toto Hernández del 3 al 11 de agosto de 1996, con participación de 13 ligas. El cuadro de honor fue así: campeón, Antioquia; subcampeón, Norte de Santander; 3°, Valle; y 4°, Quindío.

     De modo que nuestro baloncesto presagiaba grandes éxitos para los tres años finales del siglo XX, lo cual se acrecentó con la categoría y la credibilidad que adquirieron a nivel nacional nuestros árbitros, liderados en ese momento por Óscar Zambrano, Reinel Romero y Alberto Díaz, y nuestros entrenadores Vinicio Esquivel, Álvaro Contreras, Hugo Hernández y ennos Osorio, en Cúcuta, y Jorge Niño, en Bogotá. Rodrigo “Perico” Fuentes en ese momento era vicepresidente de FECOLCESTO, pero, por su experiencia, conocimiento y trayectoria deportiva, ya era el dirigente lider del baloncesto en Colombia.

 

1998:
Este año se inició con grandes expectativas: el “Club Cañoneros” ya era la insignia de nuestro baloncesto.

     Se produjo cambio estatutario de junta directiva y asumió Jorge Humberto Maldonado, como presidente; Tonino Bota Fernández, como vicepresidente; Gabriel Monsalve, como secretario; Hernán Gómez, como tesorero; Álvaro Torrado, como vocal; y Ana María Abello, como gerente administrativa. En el 2° semestre de 1998 se contrató al entrenador venezolano Carlos Gil y a su asistente Aníbal Barrios, y como asesores a los cucuteños Dennis Osorio y Edgar Iván Campos.

     El 2 de septiembre de 1998 el Coliseo Toto Hernández quedó listo para iniciar la VI Copa Costeñita de Baloncesto: nuevas luminarias, todo el escenario bien pintado y aseado, cronómetro y marcador funcionando plenamente, y el maderamen bien pulido y demarcado.

     Ese mismo día entrenaron con el equipo las dos nuevas contrataciones extranjeras: Richard Lugo, poste venezolano de 2 m y  8 cm; y Calvin Sherrod Rayford, armador gringo de 1 m y 69cm. La plantilla ya inscrita por Cañoneros se completaba con José Luis Mendoza, Truman Gipson Bent, Julian Hooker, Jonathan Lizarazo, Rafael Gómez, Víctor Betancourt, José L. Molina, Harddy Asprilla, Oswaldo Medina, Ángelo Ramírez, Dennis Ellisson, Herberth Bayona, Ángel Hernández, Tomás Ibáñez, John Moreno, Jair Pinillo, John Ramírez y Cruz Mario Salcedo.

     El viernes 4 y el sábado 5 de septiembre, Cañoneros derrotó como local a Leopardos (Bucaramanga) por 61 a 58, el primer día, y por 70 a 51, el segundo día. Los mejores de Cañoneros en la doble jornada: Lugo, 29 puntos; Ellisson, 25; Molina, 18; Calvin Rayford, 17; y Mendoza, 15 puntos. Cruz Salcedo, por estar lesionado, sólo pudo jugar el viernes 25 de septiembre y anotó 27 puntos esa noche en la victoria sobre Toros, de Cali, 73 por 71 en extratiempo.

     Cañoneros estaba metido ese año en la pelea por el titulo y el público asistía masivamente a la Toto Hernández, hasta que el sábado 3 de octubre de 1998, en la 18ª fecha, se presentaron graves incidentes en el Coliseo Toto Hernández durante el desarrollo del partido contra Caimanes, de Barranquilla.

     El público invadió la cancha en protesta por los desmanes del jugador barranquillero Gustavo Lindo y por el deficiente arbitraje. El escenario pagó las consecuencias: el tablero de cristal y el aro del sector Sur fueron destruidos, y el maderamen y otras instalaciones fueron averiadas. Cañoneros fue multado; la cancha y los directivos, sancionados; y el partido no pudo continuar jugándose en Cúcuta, sino que se terminó de jugar en Cartagena el 14 de octubre de 1998 con marcador final 77 a 67, a favor de Caimanes.

     El campeonato terminó el 21 de noviembre con el triunfo de Caimanes 79 a 68 sobre Sabios, en el 5° juego de la serie final. Cañoneros volvió a ocupar el 7° puesto entre 10 equipos participantes en esa VI Copa Costeñita.

     Pero el baloncesto cerró ese año con un triunfazo en la rama femenina: el 20 de diciembre de 1998 las muchachas de Norte de Santander se coronaron campeonas en el Campeonato Nacional de Baloncesto Infantil Femenino, realizado en Pamplona del 11 al 20 de diciembre, al derrotar a Cundinamarca en la final por 85 a 43. La niña Martha Sepúlveda, líder de nuestro equipo, fue declarada MVP [mejor valor del partido. – N. del D.] y recibió trofeo como la máxima figura del campeonato. Dennis Osorio fue el entrenador y director técnico del equipo, cuya base principal en esta selección fue la escuela “Esliba”, presidida por Alberto Sepúlveda, en la cual su esposa y sus hijos son directora y profesores, respectivamente.

 

1999:
Desde el 20 de enero de 1999 CONSUBASKET designó a Cúcuta sede del Grupo “D” para las eliminatorias de la Copa Libertadores de Baloncesto, a jugarse los días 9, 10 y 11 de febrero de 1999 entre Cañoneros (Colombia), Franca aratón (Brasil), Independiente Pico (Argentina) y Caimanes (Colombia).

     Los otros grupos eran: el “A”, en Cochabamba (Bolivia), con Boca Juniors (Argentina), Welcome (Uruguay), Llanquihue (Chile) y Deportivo Andino (Bolivia); el “B”, en Valencia (Venezuela), con Riverao Preto (Brasil), Cordon (Uruguay) y Trotamundos (Venezuela); el “C”, en Río de Janeiro (Brasil), con Atenas (Argentina), Guaiqueries (Venezuela) y Vasco Da Gama (Brasil).

     La Liga Nortesantandereana de Basket, presidida por Jorge Rubio Ferrero, se responsabilizó de la organización de este evento y también de la completa participación del Club Cañoneros, al igual que del pago total de su nómina durante la eliminatoria en Cúcuta, así como en los cuartos de final, en la semifinal y en la final, en caso de que Cañoneros llegara a esas instancias.

     Cañoneros contrató a los norteamericanos Glen Ferguson y Therence Wheller, y a los criollos Francisco Angulo y Álvaro Teherán como refuerzos, y programó dos partidos de fogueo contra Caimanes, que se jugaron en la Toto Hernández con estos resultados: jueves 21 de enero, Cañoneros 109 y Caimanes 96; y viernes 22 de enero, Cañoneros 114 y Caimanes 106. Los 5 jugadores más destacados por Cañoneros en este fogueo preparatorio fueron: Wheller, 53 puntos; Fergunson, 52; Teherán, 42; Angulo, 36; y Julian Hooker, 18 puntos, en los dos partidos. El equipo de Caimanes renunció ante Fecolcesto a participar en la eliminatoria del grupo “D”, en Cúcuta, y autorizó a sus jugadores Gustavo Lindo y Jimmy Mosquera para reforzar a Cañoneros en la eliminatoria.

     El 5 de febrero Cañoneros inscribió ante Comsubasket a los 13 jugadores que participarían en la Copa Libertadores de Baloncesto: Terence Wheller, # 11; Glen Ferguson # 6; Álvaro Teherán, # 8; Gustavo Lindo, # 14; Francisco Angulo, # 15; Jimmy Mosquera, # 13; Alfonso arató, # 9; Javier Gordon, # 12; Julian Hooker, # 10; Wilmer Carvajal, # 4; Rafael Gómez, # 5; Leonardo Molina, # 6; y Oswaldo Medina, # 7.

     Y arrancó la fiesta basketera en el Coliseo Toto Hernández. Durante 3 días, 3 grandes equipos deleitaron a los cucuteños con 3 extraordinarios partidos y con lleno total. Los resultados fueron: el 9 de febrero, Cañoneros 101 e Independiente (Argentina) 104; el 10 de febrero, Independiente 92 y Franca aratón (Brasil) 93; y el 11 de febrero, Cañoneros 90 y Franca aratón 86.

     Los 3 equipos quedaron empatados con 3 puntos cada uno y se apeló al average para definir la clasificación, la cual quedó así: 1°, Independiente, con 196 a favor y 194 en contra, para +2; 2°, Cañoneros, con 191 a favor y 190 en contra, para +1; y 3°, Franca Maratón, con 179 a favor y 182 en contra, para –3.

     Independiente y Cañoneros clasificaron a cuartos de final por el Grupo “D”; Boca Juniors (Argentina) y Welcome (Uruguay), por el Grupo “A”; Trotamundos (Venezuela) y Riverao Preto (Brasil), por el Grupo “B”; y Vasco Da Gama (Brasil) y Atenas (Argentina), por el Grupo “C”.

     Estos fueron los máximos anotadores al finalizar los tres partidos del grupo “D”, jugado en Cúcuta del 9 a 11 de febrero de 1999:

     1°, Glen Ferguson (de Bahamas), por Cañoneros: 28+29=57 puntos;

     2°, Terence Wheller (gringo), por Cañoneros: 29+27=56 puntos;

     3°, Marcio Silva (brasileño), por Franca aratón: 27+21= 48 puntos;

     4°, Leopoldo Ruiz (argentino), por Independiente Pico: 11+25=36 puntos;

     5°, Javier Aispurua (argentino), por Independiente Pico: 21+10=31 puntos;

     6°, Álvaro Teherán (colombiano), por Cañoneros: 18+11=29 puntos;

     7°, Sandro Vejarao (brasileño), por Franca aratón: 5+23=28 puntos;

     8°, arat arató (gringo), por Independiente Pico: 17+11=28 puntos;

     9°, Lemont Wilson (gringo), por Independiente Pico: 13+14=27 puntos; y

     10°, Kennet Bannister (gringo), por Franca aratón: 14+11=25 puntos.

     Los entrenadores fueron: de Independiente, Carlos Bualo; de Franca aratón, Elio Rubens; y de Cañoneros, Carlos Parra. Los venezolanos Pedro Raga y Jorge Tovar, y el Colombiano Víctor Manuel García, fueron los árbitros de este evento.

     El martes 23 de febrero de 1999 jugaron el 1er partido de cuartos de final, en el Coliseo Toto Hernández: Cañoneros, 2° del Grupo “D”, y Vasco Da Gama, 1° del Grupo “C, con la dirección arbitral de los venezolanos Jorge Tovar y Luis Gutiérrez. Cañoneros 70 y Vasco Da Gama 87, fue el resultado final.

     Guillermo Moreno Rumié fue el entrenador de Cañoneros, y sus mejores jugadores fueron: Ferguson, 20 puntos; Wheller, 18; Teherán, 12; Angulo, 9; y Lindo, 6. Gustavo Lindo recibió distinción como máximo rebotero en los tres juegos de Copa Libertadores realizados en Cúcuta, y se ganó el respeto de nuestros aficionados por su pundonor deportivo.

     Flor Meléndez dirigió a Vasco Da Gama, y sus mejores jugadores fueron: el dominicano “Grillo” Vargas, 23 puntos; el gringo Charles Byrd, 15; Mingao, 12; y Joao, tremendo lanzador que nos mató con 5 triples, 15 puntos. El 2° juego de cuartos de final se jugó en Río de Janeiro y quedó así: Vasco da Gama, 104 y Cañoneros, 86.

     El martes 30 de marzo de 1999 Vasco Da Gama se tituló campeón de la Copa Libertadores de Baloncesto al ganar el partido final a Boca Juniors (Argentina), en Río de Janeiro, por 76 a 68.

     Cañoneros ocupó la 7ª posición entre 16 equipos participantes. Nuevo triunfo para el baloncesto cucuteño a nivel internacional. La participación de Cañoneros en este evento costó más de 120 millones de pesos, y se financió así: aporte de Bavaria S. A., $75 millones; aporte de FESC, 15 millones. Recaudación de taquilla en los 4 partidos, 40 millones.

 

23 de marzo de 1999:
Dos triunfos cucuteños en los Juegos Nacionales Intercolegiados, de Pereira.

     El Carmen Teresiano, de Cúcuta, Campeón Femenino en categoría pasarela, al ganar la final al Colegio Pío XII, de Mocoa (Putumayo), 82 por 55. Sagrado Corazón de Jesús, de Cúcuta, Subcampeón Masculino en categoría pasarela, al perder la final ante el Colegio La Salle, de Cartagena, 70 por 71. El cuadro final de estos XXI Juegos Nacionales Intercolegiados, de Pereira, quedó así:

     1°, Antioquia: 65 medallas de oro, 57 de plata y 43 de bronce;

     2°, Valle: 53 de oro, 32 de plata y 33 de bronce;

     3°, Bolívar: 32 de oro, 23 de plata y 24 de  bronce;

     4. Santander: 26 de oro, 22 plata y 16 de bronce;

     5°, Atlántico: 25 de oro, 22 de plata y 13 de bronce;

     6°, Bogotá: 15 de oro, 20 de plata y 39 de bronce;

     7°, Tolima: 12 de oro, 7 de plata y 9 de bronce;

     8°, Norte: 11 de oro, 10 de plata y 5 de bronce;

     9°, Cauca: 11 de oro, 10 de plata y 4 de bronce; y

     10°, Córdoba: 11 de oro, 4 de plata y 7 de bronce.

     Participaron en estos XXI Juegos Intercolegiados Nacionales un total de 27 regiones administrativas. Los colegios que representaron a nuestro departamento Norte de Santander demostraron gran avance deportivo y excelente preparación física y técnica en los diferentes deportes del programa.

     Por primera vez Norte llegó a 26 medallas en total, y por primera vez se metió entre los ocho primeros del cuadro final, superando a departamentos como Cundinamarca, Caldas, Risaralda, Quindío, Magdalena y Cauca, que casi siempre nos habían superado.

En este año 1999 las categorías inferiores de nuestro basket, se lucieron. El XIV Campeonato Nacional Junior Masculino, jugado en Cúcuta del 25 de septiembre al 4 de octubre de 1999, produjeron este resultado final: campeón, Atlántico; subcampeón, Norte; 3°, Bolívar; 4°, Bogotá; y 5°, Valle. El torneo se jugó con participación de 10 selecciones departamentales.

Del 4 al 11 de diciembre de 1999:
 se jugó en Cúcuta el XXV Campeonato Nacional Infantil Masculino de Baloncesto
, y el cuadro de honor fue así: campeón, Antioquia; subcampeón, Bogotá; 3°, Valle; y 4°, Norte. Participaron 10 equipos. El torneo estuvo programado para Pamplona, pero debió realizarse en Cúcuta ante la renuncia del Comité Organizador. El entrenador de este equipo fue Pedro Nel Tarazona.

Cañoneros ocupó el 4° puesto en la VII Copa Costeñita de Baloncesto Profesional. La mejor actuación cumplida por nuestro equipo en este torneo que se inició el 10 de septiembre y culminó el 27 de noviembre de 1999, cuando Piratas ganó en 7 juegos (4 x 3)  la serie final a Sabios.

     El Club, presidido ese año por Hernán “Pipo” Gómez, nombró al dominicano Adriano Dilone como entrenador, y al cucuteño ennos Osorio como su asistente. Esta fue la nómina: Cruz Salcedo, # 4; Alberto Gélviz, # 5; Julian Hooker, # 6; Óscar Medina, # 8;  Derrich Dennison (USA), # 9; Edgar López, # 10; Harlen Zambrano, # 11; John Guerrero, # 14; Alex Carabalí, # 18; Álvaro Contreras, # 23; José Lozano, # 25; Dathon Danyell Brown, # 33; Pimienta, # 34; Ángel Hernández, # 40; Guillermo Meyer (panameño), # 15; y Henry Richard, # 50.

     Las posiciones finales en la VII Copa Costeñita fueron: 1°, Piratas; 2°, Sabios; 3°, Cafeteros; 4°, Cañoneros; 5°, Paisas; 6°, Caimanes; 7°, Warriors; 8°, Leopardos; y 9°, Lanceros.

     Además de todos estos triunfos, nuestro baloncesto cosechó éxitos dirigenciales:

     l ennos Osorio fue el entrenador asistente de la Selección Femenina colombiana que participó en el suramericano de Basket Sub 16, en Lima (Perú), del 7 al 15 diciembre de 1999.

     l Álvaro Contreras fue el entrenador principal de la Selección Masculina que participó en el Campeonato Suramericano de Mayores en Bahía Blanca (Argentina).

     l Álvaro Torrado fue, como presidente de la Comisión Especial de Baloncesto, el encargado de dirigir la Copa Costeñita de Basket Profesional, en la cual se destacaron 3 árbitros cucuteños: Sergio Barrera, Reynel Romero y Alberto Díaz, quienes, sin el más mínimo problema, salieron avantes en los partidos de carácter Nacional e Internacional que dirigieron en ese año.

     l Para completar esta serie de éxitos, Rodrigo “Perico” Fuentes asumió, el 8 de septiembre de 1999, la Presidencia de Fecolcesto.

 

Año 2000: CAÑONEROS SUBCAMPEÓN.

     La VIII Copa Costeñita de Baloncesto Profesional se inició el 11 de agosto del 2000 con participación de 9 equipos. Cañoneros inició como visitante en Armenia perdiendo esos dos primeros juegos con Cafeteros. El primero lo perdió por 5 puntos de diferencia. El 2° se jugó el sábado 12 de agosto y terminó: Cafeteros 91, Cañoneros 90, y se presagió desde ese día que Cañoneros estaba para cosas grandes en esta VIII Copa Costeñita. Y ese pronóstico se cumplió a cabalidad a lo largo de todo ese torneo. Cañoneros fue el equipo espectáculo y el más taquillero.

     La serie final por el título enfrentó a los dos mejores equipos: Sabios, de Manizales, dirigido por Guillermo Moreno, y Cañoneros, dirigido por Adriano Dilone. Se necesitaron 7 juegos para proclamar al campeón del año 2000. La serie final empezó el viernes 3 de noviembre, en Manizales, con el primer juego ganado por Sabios 118 a 96. El sábado 4 de noviembre volvió a ganar Sabios 90 a 85.

     La serie se trasladó a Cúcuta y los tres partidos en la Toto Hernández, con lleno a reventar, se jugaron así: 3er juego, el lunes 6 de noviembre, Cañoneros 99 y Sabios 95; 4° juego, el miércoles 8, Cañoneros 102 y Sabios 91, y se empató la serie; el 5° juego, el jueves 9, Cañoneros 99 y Sabios 100.

     Los dos últimos partidos se jugaron en Manizales, así: 6° juego, el sábado 11, Sabios 99 y Cañoneros 102, con la serie dramáticamente empatada 3 a 3; el 7° juego, el domingo 12 de noviembre del 2000, Sabios 102 y Cañoneros 89.

     Las posiciones finales: campeón, Sabios; subcampeón, Cañoneros; 3°, Paisas; 4°, Cafeteros; 5°, Piratas; 6°, Leopardos; 7°, Matecañas; 8°, Caimanes; y 9°, Patriotas.

     Los mejores jugadores de Cañoneros en la serie final, según promedio por juego: T. Steward, 22 puntos; Willy Bird, 21; Cruz Salcedo, 21; “Cacalo” Eusebio, 20: Alex Carabalí, 12; Jerry Bent, 7; E. Pimienta, 5; y Julian Hooker, 3 puntos. El entrenador fue Adriano Dilone y ennos Osorio, su asistente.

 

16 de junio del 2000: Presentación del equipo femenino “Termotasajero”.

     En el Club Cazadores, a las 8:00 p.m., ante la prensa deportiva cucuteña fue presentado el plantel de 12 jugadoras que bajo la dirección de ennos Osorio participarían en el Torneo Especial de Baloncesto Femenino de Venezuela. Termotasajero fue el único equipo colombiano en ese torneo, y fue aceptado por deferencia de la Liga de Occidente, de Venezuela.

     El equipo cumplió excelente papel en la primera vuelta, ganando dos veces. Ante las “Diosas”, de Yaracuy: en Cúcuta, el 15 de julio, 90 a 67; aunque el 16 julio, en Pamplona, perdió 53 a 68. Y ante las “Cafetaleras”, del Táchira: les ganó el 22 de julio en Cúcuta, aunque perdió el 23 de julio en Pamplona.

     Perdió, como visitante, 4 partidos: contra las “Estrellas”, del Tocuyo; y contra las “Panteras”, de Lara.

     Y ganó en Maracaibo, como visitante, sus dos partidos ante las “Atléticas”, del Zulia: el sábado 5 de agosto, por 71 a 62; y el domingo 6 de agosto, por 72 a 56. El sábado 12 y domingo 13 de agosto ganó en San Cristóbal sus dos partidos ante las “Cafetaleras”: el sábado, por 86 a 76; y el domingo, por 69 a 62.

     Pero Termotasajero perdió su derecho a estar en la final, debido a los problemas que se presentaron en el Coliseo Toto Hernández el domingo 27 de agosto del 2000:

     El sábado 26 de agosto Termotasajero ganó a “Estrellas”, del Tocuyo, por 68 a 57. El domingo 27, faltando 1’ y 52”, el marcador estaba Termotasajero 51 y Estrellas del Tocuyo 54, y los árbitros, con el visto bueno del delegado de la Liga Occidental, pararon el juego y declararon “confiscado” el partido, alegando falta de seguridad, ante el estado de exaltación de algunos aficionados cucuteños.

     De todas maneras, sacando a un lado este penoso incidente, las baloncestistas cucuteñas compitieron dignamente, y todas ellas demostraron sus excelentes capacidades. Laura Serrano fue la mayor encestadora del Grupo “A”, donde ubicaron a su equipo. El Grupo “B” los conformaban: Carabobo, Distrito Federal, Leonas (de Caracas), Felinas (del estado Miranda), Estudiantes (de Caracas) y Caquetías (del estado Falcón). En total participaron 12 equipos.

 

Diciembre del 2000:
Las escuelas de minibasket seguían trabajando con niñas y niños para aumentar ese gran semillero cucuteño: Esliba, dirigida por Alberto Sepúlveda y su esposa; la Escuela de Baloncesto Hugo Hernández; las escuelas de la Fundación Pro Defensa de Cúcuta, que ese año 2000 realizaron su XIV Festival de los Barrios en el Galán y el Asilo Andressen; la Escuela Club de Cazadores; y las de los colegios masculinos Sagrado Corazón, Salesiano, Calasanz, INEM, Confaoriente, La Salle; y las de los colegios femeninos Mercedes Ábrego, Santa Teresa, Carmen Teresiano, Cardenal Sancha, etc.